La otra cara de nuestro yo como médicos se llama Cultura

 

Afortunadamente para muchos la práctica clínica, además de ser  la conjución y el cúmulo de innumerables datos científicos, estadísticos, medico-legales, etc.  Continua siendo también un Arte. 

 

 

Hay quienes apacionadamente  tratamos de ver  hoy día a la práctica médica  con  el interés de ser  creativos e  imaginativos.

 

Gustamos de  combinar, transformar  y por qué no, de  soñar incluso. 

 

Hacer una práctica humanista, viendo mas al enfermo que a la enfermedad,   utilizando  como base  el conocmiento cienttífico combinado con el sentido común, la experiencia, el humanismo

y  la vida cotidiana.

 

No se trata de omitir ó no hacer aquellos  que viene escrito en las guías y  protocolos del manejo clínico, se trata de hacer ello y aún mas, lo no escrito.