Hipertensión

 

En Junio del año 2013, salieron publicadas las Nuevas Guías del Diagnóstico y Manejo de la Hipertensión Arterial Sistémica.

 

 

Las guías publicadas de forma previa datan del año 2007, por lo que fueron notorios muchos de los cambios y consejos que se formularon tras casi 6 años de investigación, actualización y consenso por los expertos.

 

Tras analizar las mismas en forma meticulosa, datos que a mi punto de vista destacan son:

 

El diagnóstico y control de la hipertensión arterial, debe reailzarse, mediante el uso cotidiano del dispositivo denominado M.A.P.A. Cuyas siglas hacen referencia a Monitoreo Ambulatorio de Presión Arterial.

 

Este es un dispositivo que  conforme se comenta en página relacionada,  se coloca a los pacientes y durante 24 hs realiza diferentes mediciones de la presión arterial. 

 

El objetivo: Tener  multiples medicicones durante la actividad que en forma cotidiana realiza cada persona.  Muchas veces tomar como base una sola determinación de presión arterial para hacer diagnóstico de Hipertensión. puede llevar al error.

 

La presión arterial cambia continuamente y mediante este instrumento se puede visualizar en forma gráfica el comportamiento que realmente tienen los valores presión arterial en las personas.

 

Referente a los tratamientos, en estas guías cambian algunos conceptos medulares relacionados  a como se debe manejar al paciente hipertenso. Quizás el que mas destaca hace referencia a: que la hieprtensión tiene un origen multifactorial, es decir no es la consecuencia de una sola falla en el organismo, sino la suma de muchas fallas pequeñitas. 

 

Por ello se recomienda que el tratamiento sea utilziando ademas de las medidas generales,  fármacos diversos a dosis en principio pequeñas, a diferencia del concepto anterior que apostaba a  que con un solo medicamente aunque fuese a a dosis altas, se lograse la meta.

 

Todo paciente hipertenso en quien ademas se presente sobrepeso ú obesidad, debe ser considerado como un pre-diabético.

 

A continuación, presento a ustedes una extensa revisión sobre el tópico: 

Hipertensión Arterial: Enfermedad del Asesino Silencioso 

Una de las principales causas por la cuales acuden los paciente a la revisión cardiológico, es debido a problemas relacionados a “Presión Arterial Elevada” ó “Hipertensión Arterial Sistémica (HAS)”.
Por años hemos considerado a la HAS como una grave enfermedad, responsable según lo podemos observar en cualquier estadística de salud del mundo de numerosas repercusiones en el cuerpo humano con afecciones tanto al riñón, corazón cerebro, hígado, etc.   Junto con el colesterol elevado, la diabetes y el tabaquismo, la HAS en considerada como uno de los factores de riesgo mas importantes para el desarrollo de un infarto.

 

Que tan serio es el problema de la Hipertensión (HAS)


Aproximadamente 3 de cada 10 adultos en el mundo tienen HAS, en México desde el año 2,000 se dispone del estudio conocido como “Encuesta Nacional de Salud”.  Esta investigación hace alusión  a la prevalencia de  hipertensión en México, hace los cuestionamientos de :

¿ Cuantos hipertensos hay en nuestro medio.?

¿ De los hipertensos conocidos que tantos están recibiendo manejo ?

¿ En lo que estñan recibiendo manejo, en que porcentaje de pacientes se logran las metas?.

Del total de hipertensos detectados por este estudio, poco menos de la mitad se sabían con ese diagnóstico, 56% de los encuestados pese  ser hipertensos con datos característicos, no tenían conocimiento alguno de su enfermedad. Ya sea que ningún médico se los había mencionado, o bien tenía rato que no acudían a una consulta ó revisión rutinaria.

 

Del 44% restante, es decir aquellos que ya sabían su diagnóstico, poco menos de la mitad estaba tomando algún tipo de precaución ó tratamiento, en cifras 52% de la población ya diagnosticada, hacia caso omiso a su diagnóstico y solo en 48% estaba tomando algún tipo de tratamiento.


Sin embargo la encuesta no quedo solo en si tomaban ó no algún tipo de fármaco.  Esta encuesta busco también: ¿ En cuantos de los pacientes tratados, se estaban logrando el control en la metas de manejo.


Tristemente solo un 29% de los tratados, tenían un buen control. Para fines prácticos, en el universo de pacientes hipertensos, el restar, la mitad de la mitad y quitar luego la tercera parte, nos hace ver que este 29% representa en realidad en 5%, esto es, todas las medidas de precaución que se toman para manejo de la HAS, realmente están teniendo impacto en solo 5% de la población enferma. 

 

Si en México tenemos 110 millones de habitantes, de los cuales 80 millones aproximadamente  son adultos, extrapolando las estadísticas y haciendo cálculos, en México deben existir cerca de 25 millones de Hipertensos, de los cuales menos de 1.5 millones llega a las metas en control y el resto 23.5 millones de adultos están en riesgo de presentar alguna complicación.  
Ahora bien lo que sucede en México, no es exclusivo de nuestro país. En Estado Unidos y Europa, las estadísticas de salud son similares.
Por ello la principal causa de muerte en muchos países son las enfermedades del corazón.
 

Como saber si soy o no: “Portador de Hipertensión”
Curiosamente la mayor parte de los diagnósticos de hipertensión, no lo elaboramos los médico en primera instancia.
Algo que debe acompañar por protocolo a toda revisión en consultorio, sea cual fuera la especialidad del médico, es la toma de la presión arterial.
Mas del 90% de los diagnósticos de HAS, lo efectúan Médicos Generales, Otorrinolaringólogos, Oftalmólogos, Ginecólogos, Psiquiatras, dentista, etc. Médicos que por su especialidad parecieran no tener relación alguna con el corazón.

Lamentablemente esta práctica ha sido por muchos olvidada, conozco pocos cirujanos plásticos, dermatólogos ó urólogos que le toman hoy día la presión arterial a sus enfermos. 

 

Quizás sea por el miedo a enfrentar un diagnóstico que no van a saber manejar, por no ser su ramo tienen miedo de dar una información errónea la paciente, o bien aquellos que se han vuelto totalmente  técnicos en su área simplemente ignoran ó no dan importancia a este estudio.

Se dice que un sub-especialista, es aquella persona que sabe cada vez mas y mas sobre menos y menos, hasta que llega un punto en que conoce absolutamente todo acerca de nada.

Ese es el problema de cuando un ortopedista que solo ve rodilla no le checa la presión arterial a un paciente, ó bien cuando un cardiólogo no le abre la boca como protocolo de la una revisión médica integral.

En la facultad de Medicina nos enseñaban hace algunos años el concepto que dicta: Para tener certidumbre y excelencia en nuestros diagnósticos, sea cual fuere la especialidad que tomemos: El cuerpo debe ser visto como un todo y no como la simple suma de sus partes.

Al detectar a una persona con HAS, el paciente debiera recibir un manejo adecuado, ya sea que quién lo detecta tenga las facultades, conocimientos y actualización debida para su manejo ó bien el paciente debiera ser canalizado de inmediato con alguien especializado.

Síntomas de la Hipertensión:

La HAS, por años ha sido definida como la enfermedad del asesino silencioso.
Puede uno ser portador de la enfermedad, tener las cifras extraordinariamente elevadas y no tener sintomatología alguna.

El no tener síntomas, no implica que no se esté generando daños por la HAS en los diferentes órganos y tejidos del cuerpo.  Justamente por esto el nombre de “asesino silencioso”.  Uno no lo siente pero la enfermedad poco a poco lo daña, y no esta hasta que lamentablemente se presenta una complicación grave de la enfermedad que uno  toma cartas en el asunto.

En quines si se desarrollan síntomas, estos suelen ser:


o    Dolor de cabeza
o    Vista Borrosa
o    Zumbido de oidos
o    Hormigueo en brazos y/o  piernas
o    Palpitaciones
o    Sangrado nasal espontáneo
o    Dolor en el pecho
Mencionábamos que muchos pacientes tienen como debút de la enfermedad (HAS), el desarrollo de una complicación grave, estas pueden ser:
o    Infarto Agudo del Miocardio
o    Hemorragia Cerebral
o    Aneurisma de Aorta.
o    Insuficiencia Renal.
o    Muerte.

Cuales son las cifras normales de “Presión Arterial”


Cuando uno lleva a cabo la lectura de la presión arterial y coloca el estetoscopio en le brazo del paciente mientras un brazalete colocado centímetros mas arriba se desinfla.  Lo que el médico determina son 2 valores.
El primero,  siempre el más elevado se conoce como presión sistólica, y hace alusión a la fuerza con la que se contrae el corazón.  El segundo valor que se determina (el valor bajo de la lectura), es la presión diastólica, y nos habla de que tan apretadas están o no las arterias que transportan la sangre desde el  corazón a los diferentes órganos y tejidos.
En un adulto la lectura de presión arterial normal es: 120/80.  
Pocos pacientes tienen una presión normal acorde a una lectura de libro como esta, de tal forma existen ciertos márgenes de normalidad.
Si la presión sistólica (alta), suele estar entre 100 y 135, se considera como normal, así mismo la presión baja ó diastólica sus valores normales deben oscilar entre los 60 y 90.
Las personas mayores de edad, suelen estar dentro de los márgenes elevados de presión. La presión sistólica en una persona de 80 años se considera incluso como normal si es menor a 160, con la presión baja (diastólica), no existe esta flexibilidad y todo incremento a 90 debe ser médicamente considerado.
Por otra lado tanto las mujeres jóvenes, como algunos deportistas suelen manejar cifras bajas de presión arterial.  Una jovencita de 18 años, es normal que manejo por ejemplo 90/60 de presión arterial.
En este rubro es importante mencionar que entre médicos “no cardiólogos”, suele haber gran desconocimiento en este último punto. Al hallar a una paciente joven con estos rangos de presión, hay quién les administra “gotitas” que suben la presión arterial.
Estos suelen ser derivados de la adrenalina, y administrados sin una adecuada indicación pueden causar numerosas consecuencia anómalas como: arritmias, crisis hipertensivas, etc.

Como saber si es verdadero mi diagnóstico de Hipertensión


Cuando se diagnóstica HAS varias la premisas que se deben definir en el momento de diagnóstico
1-. Es real la hipertensión
2-. Es una hipertensión “primaria” ó “secundaria”

Ante distintos estímulos la presión arterial suele presentar variaciones.
1-. Si uno va caminando por la calle y de frente se le aparece un perro que le ladra con enojo, ello evidentemente da lugar a la formación de adrenalina en el cuerpo y en consecuencia sube transitoriamente la presión.
2-. Sucede con frecuencia en el consultorio que tras revisar a un paciente y encontrar la presión elevada, el paciente solicita al médico con pena y/o angustia si puede utilizar su baño, ya que se estaba conteniendo de orinar mientras duraba la revisión.  Este estímulo de la contención bien pudo ser el desencadenante del incremento transitorio en las cifras de presión.  Seguramente le paciente tras regresar del sanitario y estar tranquilo tendrá una lectura mas adecuada de presión arterial.

Es de suma importancia entonces la condiciones de alrededor cuando se hace una toma de presión arterial.

De forma idónea algunas sugerencias para que la toma sea fidedigna son:


  • El paciente debe guardar reposo a 45º por 5  a 10 minutos antes de la toma
  • No debe haber ingerido café ni alimentos cuando menos con 1 hora
  • Debe estar tranquilo
  • El ambiente tiene que estar bien iluminado, ventilado, sin ruidos que molesten.
  • El paciente no debe tener en esos momentos ganas de “ir al baño”
  • La presión arterial se debe chechar siempre tanto en ambos brazos como en diversas posiciones. 
  • Se debe tomar en cuenta que la presión debe ser discretamente mayor en el brazo derecho, y al momento de pasar de posición sentado a de pie, debe haber un incremento ligero.
  • El paciente no debe tener ni las mangas recogidas ninguna otra prenda que oprima el brazo por arriba de donde se realiza la medición.

Una vez diagnosticada la hipertensión, el siguiente punto mas importante es el definir la causa.
La mayor parte de la personas tiene una hipertensión definida como: “primaria” o “esencial” Esto es:  No hay una causa definida, y el desarrollo de esta puede ser la consecuencia de múltiples factores entre los que destacan


Genética


Sobrepeso ú obesidad


Alta ingesta de sal.


Niveles altos de estrés cotidiano ya sea: laboral, relaciones interpersonales, familiar, crísis, etc


Sedentarismo ó falta de actividad deportiva.


Trastornos del sueño.

 


Soy Hipertenso: ¿ Cual debe ser mi siguiente paso a seguir?


El punto mas importante, es poner sus salud en manos de quien lo pueda asesorar de forma correcta.

El manejo de la hipertensión debe fundamentarse en 2 principios:
1-. Cuidados Generales
2-. Manejo medicamentoso.

Los cuidados generales van encaminados a disminuir al máximo todos aquello factores que son conocidos como condicionantes de hipertensión
o    Dieta sana (3 y de preferencia 5 comidas por día).
o    Disminuir la ingesta cotidiana de sal
o   Practicar deporte de tipo aeróbico  como por ejemplo: caminata, ciclismo, natación, etc.
o    Manejo de estrés (yoga, terapeuta, ejercicios de relajación etc)
o    Control médico periódicos y regular

Uno de los problemas mas fuertes que tenemos en México, es el de la automedicación.  Es un error el acudir con el amigo, primo, vecino, etc.
Estas personas aunque bien intencionadas la mayor parte de a veces NO son médicos y tratar de imitar algún esquema de medicación.

Incluso no es raro quién llega a la farmacia y solicita al vendedor le recomiende algún medicamento para controlar la presión.


Los vendedores de las farmacias, son eso: “vendedores”, la gran mayoría fuera de los precios y las ofertas, no tienen conocimiento médico alguno y desde luego no cuentan con la facultad para prescribir.   Tenga cuidado y no caiga en el error.

Existen numerosos medicamentos para controlar la presión arterial, cada uno de ellos tiene un modo diferente de actuar, lo que puede resultar para alguna persona muy bueno, para otro puede ser total y absolutamente contra producente.

Es importan que quién prescribe, tenga un conocimiento integral de todos estos medicamentos, de esta forma podrá dar a su paciente ya sea solo ó en combinación en verdad la opción que al mismo mas le convenga