¿ Como tomar desiciones adecuadas en momentos difíciles ?

 

Actuar de forma prudente y correcta,  marca la diferencia.

Tres puntos que se deben considerar en una emergencia médica.

¿ Quién es mi médico ? 

¿ A qué hospital acudir ?

¿ Costos y posibilidades ?

 


1-. QUIEN ES MI MÉDICO

Cuando uno enfrenta una urgencia médica, no hay como contar con una persona conocida ó de confianza que se haga cargo de la situación.

Cuando un paciente llega a cualquier hospital sin médico tratante, el hospital se encarga de designar para la atención a uno de sus doctores, pudiendo darse cualquiera de estas dos situaciones.

   "Buena Suerte".  El médico designado, resulta una persona preparada, ética, atinada y honesta, que le brinda un trato cordial, correcto e incluso amigable al paciente. El monto de los honorarios por la atención esta dentro de lo permisible para ambos (Paciente y Médico).

 

 

  "Mala Suerte" El médico asignado:  No tienen buen "Click" con el paciente. Su preparación ó trato no son lo que el paciente o los familaires esperan. No se logra un vínculo de confianza, se duda de su capacidad.   Se generan muchas veces honorarios por la atención que el paciente no considera apropiados.


Mis consejos ante estas situaciones son:

 

  • Tenga siempre consigo  la referencia  de algún médico. Buscar médicos de confianza estando sanos, ayuda a que en momentos difíciles se tenga un respaldo mucho mayor.
  • Anote los datos de este médico por usted conocido ó seleccionado en su celular, agenda de mano,  un papel que no se pierda dentro de su cartera, ó  dé la referencia del mismo a alguien a quién pueda contactar en cualquier momento de urgencia.   (Familiar, amigo cercano, etc).
  • Elaboren usted y su médico en forma conjunta la mejor estrategia a seguir. cada médico acorde a  su formación, desempeño, trayectoria, filosofía etc. Puede ofrecerle alternativas distintas para lograr un mismo objetivo. Usted se debe sentir en un ambiente cómodo y de confianza. 
  • Recuerde que si su médico toma cartas de forma oportuna, existen más   posibilidades favorables a usted.  Al llegar al hospital serán menos los trámites y tiempos de espera.
  • Las emergencias y accidentes son la mayor parte de la veces imprecedibles, mi consejo es que no hay mejor momento que el actual para iniciar un plan estratégico de respuesta en caso de urgencia.
  • Averigue además en un caso de urgencia médica: ¿Con quién cuenta?. Familiares, amigos, etc.
  • No deje que los cuidados de su salud o la de de sus seres queridos en un momento critico se defina al azar.

 

 


2-. A QUE HOSPITAL ACUDIR.

  • Cuando la situación es en verdad crítica (vida ó muerte) el mejor hospital sera el  mas cercano a donde el paciente se  se encuentre.
  • Si la situación de Emergencia Médica da mayor tiempo maniobra, lo mejor es acudir a un centro hospitalario que cuente con la  infraestructura adecuada para resolver el problema, aunque esto signifique un traslado más prolongado.
  • Un hospital caro no necesariamente cuenta con todos los recursos necesarios para la atención de urgencias cardiacas. En mi experiencia los hospitales privados que tienen lo requerido para la atención adecuada de una emergencia cardiaca son:  Grupo Ángeles (Lomas, Mocel, Metropolitano), Centro Médico ABC, Hospital Español y Centro Médico Dalinde.
  • Antes de tomar la decisión de acudir a un hospital privado, mi consejo es el evaluar también el aspecto “costo”.


3-. COSTOS
 
En México la medicina privada es en verdad costosa. Difícilmente quién no tiene una cobertura de gastos médicos mayores puede solventar el alto precio  de los insumos hospitalarios. Por ello el actuar del médico ético y eficiente debe encaminarse tanto a:
1-. Dar la mejor atención posible
2-. En la medida de la posible, proteger la economía del paciente

 



“Dos amigos se encuentra en la calle, platicando comentan“
-. Gracias al manejo del hospital. Volví a caminar
-. Oye que bien le contesta al amigo, tuviste acaso alguna cirugía de piernas o espalda, ¿ que te paso ?.
-. No, mi problema fue de la vesícula biliar, pero con lo que le pague al hospital, tuve que vender mi auto y ahora camino de nuevo”

 

Tener una póliza de seguro (gastos médicos mayores), hoy día mas que un lujo, es una necesidad.  Al llegar  un hospital privado, pocas personas pueden solventar de su bolsillo los elevados costos que en los hospitales se generan.

Hay pólizas de seguro que tienen cobertura solo en ciertos hospitales, mi consejo es hacer caso a este tipo de reglas para evitar luego malos entendidos.

 Quién menos recursos tiene, es también quién mayor necesidad de una protección de este tipo por un apóliza de seguro requiere. 

 

Yo no vendo seguros, sin emabego por lo que véo en el día a día en los hospitales sugiero hacer un esfuerzo y tener siempre algún tipo de cobertura de gasto médico mayor.


Muchos seguros cuentan con redes de médicos.
Si el paciente toma como tratante a un médico que este en convenio ó dentro de la red, el desembolso que realiza el paciente pese a estar asegurado suele ser mucho menor.

Con un médico de red: 
o    El seguro le paga al médico y este no pasa honorario alguno al paciente.
o    Los pagos de deducible y co-aseguro en ocasiones disminuyen.
o    El médico es una personad es confianza de la aseguradora, por lo cual esta confía en los diagnósticos que el médico emite, y es menos probable que se den rechazos.