¿ Donde hacer un Buen Check Up ?

Numerosas clínicas, instituciones y hospitales ofrecen a quienes los consultan: “Paquetes de Check-Up”

¿ Qué busca usted en un Check-Up. ?
¿ Como definir que tan bueno es el Check-Up que se piensa realizar ?


De forma por demás chusca, suelo comentar a mis pacientes:

¿ Aunque el laboratorio lo haga: ¿ Para qué solicitarle “Criptonita en Orina”, si usted no es Superman.?

En los check-ups masivos hay muchos estudios que se solicitan sin ser necesarios.
Hay veces que se solicitan estudios de muy bajo costo, que no tienen utilidad alguna y lo único que hacen es engrosar el reporte del check-up para aparentar que el mismo fue de lo más completo.

Hay quién decide en ocasiones “Hacer Todos los estudios” incluso los más caros , ello desde luego NO es símil de un buen Check-Up.

Cuando un médico solicita un estudio, de forma idónea tiene que saber qué hacer con el resultado de mismo.
¿ Qué se hace con un paciente que tiene “ 10 mg/dl de Criptonita en sangre ?

A una persona joven de 16 años de edad, se le puede solicitar un antígeno prostático, quizás exista por ahí algún caso por demás raro en que dicho estudio revele la presencia de alguna extraña enfermedad. Sin embargo, teniendo el conocimiento de que solo en el 0.001.% de los pacientes, el estudio mencionado tienen utilidad ¿ Para qué decir a los pediatras que lo soliciten de forma masiva a sus pacientes?

Es algo asi como solicitar una prueba de embarazo a un hombre de 40 años, de que sirve saber qué “No está embarazado”
Claro, que si sale positivo……….

Ahora bien si antes de solicitar algún estudio raro ó sofisticado, en la entrevista médica, el paciente le da la pista al médico de que pudiera ser uno de esos enfermos que se encuentran dentro del 0.001% de la población en quienes el análisis tiene un significado clínico, dejar de hacerlo sería sin lugar a dudas erróneo.

Si una persona quiere checar como están sus arterias coronarias, en la gran mayoría: una prueba de esfuerzo brinda la información necesaria y suficiente para dar un margen amplio de seguridad al paciente de que sus coronarias están bien ó en su defecto hay la sospecha de alguna enfermedad.
Hay numerosos estudios de alta sofisticación mucho más caros (tomografía , resonancia, cateterismo cardiaco), que si bien tienen un papel primordial en la elaboración de muchos diagnósticos, se deben considerar de 2ª línea solo cuando un estudio previo como la prueba de esfuerzo es positiva.
Hay pacientes que hacen fuertes reacciones alérgicas al medio de contraste empleado en la tomografía, para una resonancia muchos pacientes se deben sedar y ello es desde luego una exposición innecesaria al uso de anestésicos si se trata solo de un check-up.

En algunos sitios  cuando se solicita al paciente un check-up:

  1. Al paciente se le solicita llenar toda una serie de papeles, formas , autorizaciones y deslinde de responsabilidades.
  2. El paciente se somete a un gran número de estudios de laboratorio y gabinete  (sean o no necesarios).
  3. El paciente pasa con el médico quién solamente funciona como un interpretador de estudios    (Un accesorio más de la máquina)
  4. En algunas ocasiones revisa físicamente al paciente para corroborar si lo que dicen los estudios, tiene que ver con el paciente. 
  5. El paciente recibe una hoja más del block de recomendaciones que acorde a los hallazgos de los estudios se les suele brindar . En ocasiones es canalizado con algún otro médico del grupo.

 

Lo que yo defino como un Buen Check-Up es:

  1. Visita Clínica inicial: El médico se presenta con el paciente, platica, interactúa, “rompe las barreras del hielo”. Investiga a detalle su historia clínica sus antecedentes.  (Hay un contacto humano, antes de que se dé el contacto con jeringas y máquinas)
  2. El médico hace uso de sus sentidos y revisa a la persona que tiene enfrente. Observa, palpa, ausculta y percute al paciente.
  3. En base a las inquietudes que se generan del análisis clínico; el médico define qué estudios deben  solicitarse.
  4. En una visita posterior el médico  compagina sus hallazgos de la historia clínica con estudios de laboratorio y gabinete (no al revés) y a partir de ello se dan las recomendaciones y/o tratamiento que la persona requiere.